Gestión eficaz del riesgo

Gestión eficaz del riesgo

La gestión de riesgos es una prioridad estratégica para el Grupo OHL. A través de avanzados sistemas de análisis y control, se persigue minimizar la exposición a éste, garantizar el cumplimiento de los objetivos de rentabilidad de cada proyecto y velar por que la nueva contratación se ajuste a los parámetros de control de riesgos fijados por los órganos de dirección.

En este contexto, durante el año 2017 se ha avanzado en las siguientes líneas de actuación:

ESTRUCTURA DE GESTIÓN MÁS POTENTE Y ORGANIZADA

Se han reforzado las unidades organizativas necesarias para la gestión de riesgos en cada división y se ha consolidado la Comisión de Seguimiento de Riesgos como foro para asegurar el alineamiento de las iniciativas puestas en marcha en cada una de ellas con la estrategia marcada desde la Dirección de Riesgos corporativa, y para compartir buenas prácticas entre las distintas divisiones.

PROCESO DE IDENTIFICACIÓN Y PRIORIZACIÓN DE RIESGOS DE NEGOCIO. MAPAS DE RIESGO

Se ha avanzado en la identificación, valoración y priorización de riesgos de negocio mediante el levantamiento de mapas de riesgo con un enfoque capilar y bottom-up: más de 120 evaluadores pertenecientes a todas las divisiones y direcciones corporativas han participado en el proceso de evaluación, valorando los riesgos de sus respectivas sociedades y regiones y completando los reportes de materialización de riesgos del año.

Una vez consolidada esta información, ha servido para determinar los riesgos prioritarios para el Grupo OHL, sobre los que se han propuesto acciones de mitigación que han sido aprobadas por el Comité de Dirección y el Consejo de Administración del Grupo.

SISTEMAS DE CONTROL DE EXPOSICIÓN AL RIESGO: RIESGO PAÍS Y LÍNEAS ROJAS

Además de los mapas de riesgo, el Grupo OHL dispone de mecanismos para controlar la exposición a riesgos clave. Así, para gestionar la expansión en nuevos mercados, OHL ha definido un Modelo de Riesgo País, con la inclusión de dos nuevos tipos de riesgo (climatológico y ciberseguridad) que se consolidarán en la valoración del riesgo de cada país objeto de estudio. Los resultados del modelo, que se actualiza periódicamente, sirven para tomar decisiones de inversión.

Asimismo, para gestionar los riesgos de desempeño operacional, se dispone de un sistema de líneas rojas que marcan el nivel de tolerancia al riesgo del Grupo OHL en relación a aspectos comerciales y contractuales. En el ejercicio 2017 se han actualizado estas líneas rojas para los proyectos de la división de Ingeniería y Construcción y han sido aprobadas por el Consejo de Administración.

SISTEMA DE GESTIÓN DE RIESGOS DE PROYECTOS: GESTIONANDO LOS RIESGOS EN EL DÍA A DÍA DE LAS OPERACIONES

Además de las herramientas para la gestión de riesgos de alto nivel citadas anteriormente, el Grupo OHL dispone también de sistemas para gestionar los riesgos específicos de los proyectos que desarrolla la compañía, y que abarca todo el ciclo de vida del proyecto, desde la fase de oferta hasta la jecución y cierre.

En este sentido, durante el último año, en Ingeniería y Construcción se ha definido un nuevo proceso de gestión de riesgos para proyectos en fase de oferta y se ha diseñado una herramienta específica para optimizar dicha gestión, que se está implantando en varios mercados piloto.

Con esta herramienta, no sólo se consigue una gestión más ágil, sino que se establece un modelo homogéneo y coordinado de actuación, toma de decisiones y control a lo largo de la vida del proyecto.

SOLUCIONES TECNOLÓGICAS: DIGITALIZANDO LA GESTIÓN DE RIESGOS

La Dirección de Riesgos y Control Interno del Grupo OHL ha seguido avanzando en la digitalización de la gestión de riesgos, mediante el diseño de nuevas herramientas y la actualización de las existentes.

En este sentido cabe destacar el diseño y la implementación de la nueva herramienta que soporta el proceso de Diligencia Debida de Terceras Partes, un desarrollo propio del Grupo OHL para integrar los análisis de riesgo técnico, financiero y de cumplimiento que se realizan antes de formalizar la relación con clientes, socios y subcontratistas/proveedores críticos, entre otras terceras partes.

Adicionalmente, se sigue avanzando en la implementación de una herramienta de gestión de riesgos de proyectos en fase de ejecución, puesta en marcha en ejercicios anteriores.